El primer dia

Mi primer contacto a solas con el camión fue de un susto tremendo. No creí que sería capaz de conducir un camión tan grande yo sola. Además, llevo mercancía peligrosa, que lo hacía aún más temeroso para mi.

Cuando mi compañero me dejó a solas con el vehículo,creí que no lo haría.

Pues ya llevo más de cinco años de camionera y me gusta. No lo considero más peligroso que conducir cualquier camión de cualquier tipo de mercancía. Es evidente que llevo un producto peligroso, pero las cisternas actuales son de máxima seguridad.